INNOVAR COPIANDO A LA NATURALEZA

Desde siempre el hombre ha observado los mecanismos de la naturaleza y ha intentado copiarlos. Sin embargo aún estamos muy lejos de alcanzar millones de años de evolución. Muchas veces lo único que conseguimos es destruirla
Investigando las plantas hemos conseguido copiar el mecanismo de una hoja para hacer la fotosíntesis y mejorarlo con los paneles fotovoltaicos. Hace poco descubrimos que las bacterias se comunicaban seguido entre ellas y que hay una alga roja que expulsa una substancia que impide que se coloquen sobre una superficie. Se esta empezando a fabricar un producto parecido a esa substancia.
También estamos biomimetizando los edificios o por ejemplo el tren bala que copia el silencioso vuelo de un búho y el pico de un martín pescador.
Creamos el nylon para imitar las telas de araña pero pero si una araña llegara a la temperatura que necesitamos para fabricarlo quedaría calcinada.
Tela de araña

Aunque intentamos copiar nuestro propio cuerpo en máquinas no lo hemos conseguido.
Volviendo a la hoja, cuando esta cumple su función se cae y sirve de alimento para otros seres vivos, nuestra tecnología no, por eso tenemos que seguir imitando a la naturaleza, para conseguir una mayor calidad de vida.

Aquí está el enlace del video

Esta entrada foi publicada en Sen categorizar. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta